Menu Home

Salud y solidaridad van de la mano

La salud es un derecho universal y por tanto no puede ser negada a las personas solo por no tener como pagarla. Uno de los mayores problemas del mundo es que se ha empeñado en privatiza la salud y eso deja a los menos pudiente en una situación bastante delicada.

 

Se trata de la vida misma que está en peligro cuando no se atiende a un paciente, menos mal muchos médicos están conscientes de esta situación y se ofrecen para prestar su ayuda, casi sin cobrar nada. El oficio de un medico siempre será sacrificado, pero supongo que para ellos, la satisfacción de haber ayudado a muchas personas, es su mayor recompensa.

 

No se puede negar que la situación de la salud y la atención medica es variante de país en país, quizá aquí en España tengamos la fortuna de contar con un sistema que es envidiado en muchos otros países en donde la atención a la salud es precaria.

 

Muchas veces no solo es que la atención es precaria, sino que no existen los avances tecnológicos, o no están disponibles, para que  se puedan hacer diagnósticos acertados que puedan llevar a un tratamiento efectivo de la enfermedad. En muchos ligares del mundo se trabaja con las uñas e incluso algunos sistemas solo funcionan porque existen organizaciones que coordinan la ayuda humanitaria y solidaria de médicos  de todas partes del mundo.

 

Debe haber acceso universal a la salud, no debe ser una cuestión de posición social o de capacidad monetaria, aunque entendemos que los médicos y hospitales no pueden regalar su trabajo. Creo que cada quien debería tener la oportunidad de pagar tanto como pueda y que eso no sea una limitación para ser atendido.

 

A pesar de lo variable de la situación de salud en todo el mundo, no se puede negar que siempre se encuentra una mano amiga que nos ayude a salir del problema. En este caso debemos reconocer las acciones de las organizaciones sin fines de lucro que apoyan a las personas que no tiene recursos para costearse un tratamiento médico prolongado.

 

La salud, vista desde un todo, es importante para garantizar el correcto funcionamiento de  nuestra sociedad, es por eso que es un derecho que se trata de resguardar a capa y a espada; ya nos gustaría que los cerrajeros en Les Corts viniese a instalar la cerradura más resistente para que no se vulnere el derecho a la atención médica, pero muchas veces no es posible.

 

Muchas veces nos quejamos del nivel de salud pública que tenemos, pero a veces debemos agradecer que no estamos tan mal como en muchos otros países en donde la gente simplemente se muere por que no hay medicinas para ser atendidos.

 

La solidaridad siempre ha sido amiga de la medicina y es la que hace que su repartición sea más justa, se han visto muchos casos en donde los que tiene más aportan para el bienestar de los que tiene menos, y los que no aportan en dinero, muchas veces aportan en conocimientos, como es el caso de los médicos.

Categories: Sin categoría

dona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *