Menu Home

Los grupos electrógenos no contaminan

La contaminación ambiental o polución es un problema muy serio al que nos enfrentamos como especie en las alturas del siglo XXI. Según las estadísticas, los niveles de ácido en la atmosfera tienden a la alza en los últimos años, y aun no se vislumbra una solución a corto plazo. Las fábricas de todo el mundo continúan vertiendo a ríos, mares y a la atmósfera cientos de miles de contaminantes que afectan seriamente (muchas veces de manera irreversible) el medio ambiente. Recientemente el gobierno nacional adoptó varias medidas para intentar palear la tensa situación que vive la capital con la polución, producto de la intensa actividad económica de la urbe. Las medidas incluyeron, entre otras, la instalación de este tipo de grupos electrógenos en puntos claves de la ciudad como pueden ser fábricas textiles y de otro tipo, almacenes de víveres, tiendas de electrodomésticos, escuelas internas y semi-internas, hospitales, talleres automotrices, bancos…

Con la instalación de los generadores eléctricos de manera masiva se suscitó en varios medios de prensa una polémica encaminada a desestimar la calidad de estos equipos. En primer lugar, alegaban algunos comentaristas que estos equipos son altos consumidores de energía. Esto no es cierto, ya que los generadores eléctricos de última generación tienen un detallado sistema de consumo de combustible, que consiste en aprovechar al máximo las potencialidades del diésel o el petróleo, en dependencia de lo que utilice para funcionar correctamente.
Por otro lado, los detractores de los generadores eléctricos consideraban que estos equipos importunarían a la población por su alta contaminación acústica. Si bien es cierto que algunos modelos de los generadores eléctricos (sobre todo antiguos) pueden emitir un sonido molesto cuando se encuentran funcionando, los fabricantes han tenido en cuenta este aspecto para mejorar las ventas en el mercado mundial y han reemplazado algunas piezas del motor, hasta lograr modelos totalmente insonorizados. De esta forma se puede emplazar un generador eléctrico de última generación en lugares públicos sin que ello pueda significar un problema para los transeúntes ni los dueños de los locales aledaños.
Los generadores eléctricos son muy útiles para la vida diaria, ya que garantizan el desarrollo de actividades básicas que llevamos a cabo muchas veces de manera inconsciente. Por ejemplo, para cocinar, ducharnos, navegar por Internet, comunicarnos con nuestros familiares vía Skype, llamar a nuestra pareja a través del móvil, hacer pagos por la tele banca, verificar nuestro estado de cuentas… es posible gracias a la electrificación de la sociedad moderna.

Categories: Sin categoría

dona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *